El pasado domingo se celebraron elecciones municipales y autonómicas en España y el mapa político cambió. El partido en el Gobierno perdió sus mayorías absolutas y diferentes fuerzas se hicieron con un hueco que esperan aprovechar para virar el rumbo de los últimos años, también en materia tecnológica. De cumplirse los pronósticos y los programas electorales, al menos en Barcelona y Madrid el software libre tendrá preferencia