La Universidad de California Davis dejó de utilizar el correo de la compañía para sus 30 mil miembros del staff. Lo que estuvieron haciendo durante el último tiempo fue una prueba para ver cómo funcionaba el servicio y la idea era brindárselo, en un futuro cercano, a toda la universidad. Pero revelaron que el sistema no es lo suficientemente seguro.