Los sistemas multiagente son cada vez más populares para la resolución de problemas complejos. Sin embargo, la flexibilidad y adaptabilidad frecuentemente se ven comprometidos por la necesidad de alcanzar una coordinación interna. En este trabajo se plantea una solución arquitectónica, como una nueva construcción, el acuerdo, diseñada para ser adaptativa. En la primera parte del trabajo se discute el problema de la coordinación y algunas de sus soluciones tradicionales. Luego se describe una arquitectura base que incluye organizaciones y servicios. Seguidamente se trata el concepto del acuerdo esbozado en un conjunto de capas lógicas y como facetas entrelazadas.