El número de los denominados “grupos del odio”, incluidas las milicias armadas, se incrementó en Estados Unidos en un 755 % en los primeros tres años del Gobierno de Barack Obama. Entre los 1.018 grupos que operan activamente en el país, también se incluyen neo-nazis, miembros del Ku Kux Klan, nacionalistas blancos, neo-confederados, cabezas rapadas de corte racista, separatistas negros o vigilantes fronterizos, entre otros