Microsoft y Nueva York crean un sistema para predecir delitos, analizando y cruzando datos de actividades ilegales