Al cercenar el cooperativismo de sus orígenes en el comunal y focalizarlo en el consumo, el cooperativismo británico y la ACI causaron un daño duradero en la capacidad transformadora del cooperativismo que no debemos repetir hoy en el debate entre economía del comunal y consumo colaborativo.