Las redes sociales junto con cualquier comunicación digital hoy, es vox populi, son monitoreadas con distintas finalidades: las que nos ocupan aquí no son las “nobles” sino el deseo de identificar, individualizar y controlar voluntades no alineadas con los intereses de los más poderosos.