Un artículo en mi nueva publicación de referencia me hizo volar la imaginación recientemente, a la vez que llevaba a preguntarme si sería posible llevar lo que se conoce como “impresión 4D” al terreno de mi investigación: ¿se podría imprimir una estructura flexible que representara la topologia de un sistema,  y que este fuera mutando (cambiando su topología en base a estímulos generados por ordenador)?

Sería como materializar las simulaciones por ordenador, imprimir estructuras cambiantes – que fueran mostrando las diferentes asociaciones entre individuos – e ir obteniendo objetos que representaran (físicamente) diferentes modelos organizacionales: estructuras auto-evolutivas que también son alteradas por el entorno… materiales inteligentes y biotecnología.

Es obvio que me falta base teórica y rigor para afirmar este nuevo estadio de mi investigación. Aún estoy jugando con elñ sueño -y con el nuevo horizonte que me abrió la Inteligencia Artificial- pero para esto sirven los miniposts, como backlog de intuiciones, suposiciones o ideas no argumentadas. Simples conjeturas futuribles…

Deja un comentario

*