Significaciones e Imaginarios confusos

Me estoy releyendo La ética hacker y el espiritu de la información de Pekka Himnanen, como bibliografia de una investigación y en el prefacio, encontraba la motivación de esta anotación o minipost:

El diccionario del argot hacker, el <<jargon file>>, compilado de forma co1ectiva en la Red, define a los hackers como personas que se dedican a <<programar de forma entusiasta>>(1) y creen que <<poner en común la información constituye un extraordinario bien, y que además para ellos es un deber de naturaleza ética compartir su competencia y pericia elaborando software gratuito y facilitando el acceso a la información y a los recursos de computación siempre que ello sea posible>>,(2) Ésta ha sido la ética hacker desde que un grupo de apasionados programadores del MIT empezaron a llamarse hacker a principios de la década de 1960.(3) (Con posterioridad, a mediados de la década de 1980, los medios de comunicación, empezaron a aplicar el término a los criminales informáticos. A fin de evitar la confusión con aquellos que dedican su tiempo a escribir virus informáticos y a colarse en los sistemas de información, los hackers empezaron a denominar crakers a estos usuarios destructivos o piratas informáticos (4). En este libro, utilizamos esta distinción entre hackers y crackers.)

También recordaba la frase de Stallman:

Piratas son los que asesinan y roban barcos… no aquellos que comparten información y conocimiento con sus vecinos

Reflexiones sobre lo que para algunos es obvio… ¿si el mundo hacker rechaza la «metáfora» del pirata, porque algunos partidos se la apropian como imaginario?

El 1 de Enero de 2006, bajo el liderazgo de Rickard Falkvinge se fundó el primer Partido Pirata (Piratpartiet) en Suecia. El nombre es heredado de Piratbyrån una organización que luchaba contra las leyes del copyright. Miembros del Piratbyrån había fundado previamente un tracker de BitTorrent conocido como The Pirate Bay.2Piratbyrån es la versión sueca de la organización Danesa PiratGruppen, llamada así debido a que se fundó para oponerse al lobby del grupo anti-piratería AntiPiratGruppen de Dinamarca. La etiqueta “pirata”, que ha sido usado por los medios de información y la industria cultural en numerosas campañas en contra de la infracción de los derechos de autor, es usada de forma reivindicativa.34

Sin embargo, a pesar de ser una organización política, su ideología es muy anterior a su constitución. Conocida internacionalmente como Movimiento Pirata, se hacen herederos de la ética hacker y de Movimiento del software libre.

Me parece que había metáforas más adecuadas y esperanzadoras, no la etiqueta que te pone el enemigo, para reflejaran e inspirar la idea de construir una sociedad nueva, inclusiva y abierto de manera colaborativa…. sobretodo porque las palabras llevan una carga emocional que el que escucha procesa involuntariamente (Pinker 2007) y es, desde mi punto de vista o está llevando a situaciones como las que se recogen en el artículo Operación criminalizar el hacktivismo, donde se concluye que en los últimos tiempos abundan los informes de empresas y cuerpos policiales donde se trata al hacktivismo (ciberactivismo) como un amenaza cibercriminal, que cada vez es más difícil distinguir actores sociales con motivaciones y gente con malas intenciones, i que las tradicionales formas de protesta pacífica a través de la red se están enredando con el cibercrimen…

¿Será verdad que la lucha en la red es cada vez más violenta? ¿Qué significa violenta? ¿Será una respuesta al contexto de violéncia social actual? ¿o será por los imaginarios? cada vez más alejados de los hackers de Himmanen y más cercanos a V de Vendetta… Quién sabe.  Para mi,  ahora mismo el activismo -tanto online como offline- no  debe desperdiciar fuerzas acometiendo contra lo viejo (que ya se está desmoronando por si mismo) sinó centrarse en consensuar como vamos a construir lo nuevo. Y eso, de ningún modo puede llevar ninguna acción violenta, aunque precisará de las TIC (y de hackers) para poder articular, gestionar y optimizar el potencial de la Inteligencia Colectiva.

Diseñando nuestra futura Biblioteca de las Cosas

Desde que descubrí La Biblioteca de las Cosas, no he dejado de darle vueltas y de encontrar cada vez más “anexos”, “módulos” o “complementos” para agregarle… No he dejado de repensarla y de ver como podía encajar con otros proyectos vecinales y comunitarios que están floreciendo en un entorno semirural sobreexplotado por el turismo, Potrero de los Funes.

El pasado fin de semana organizamos el primer Domingo en familia en la plaza, una jornada donde acudieron más de 30 vecinos y miembros de la comunidad en la que compartimos -además de mates- conocimientos, competencias y visiones. Fue inspirador ver como hay tanta gente con ganas de pulsar una transformación y reapropiarse de los espacios públicos

Continue reading